viernes, 4 de diciembre de 2009

cansada

.




Aún no ha amanecido y ya estoy despierta.


Mis ojos soportan párpados agotados


y mi cuerpo esfuerzos en vano.


Mi hermano me decía ayer que


en mi empeño de meter un litro de agua en un vaso


hace que pierda mucha energía en el camino.




Estoy agotada.



Corazón y mente se empeñan


en escoger caminos diferentes


formando tal laberinto


que me pierdo y no me encuentro.

20 comentarios:

India Ning dijo...

Cuchi, sabes que te entiendo perfectamente. Que ese del que hablas, es el cansancio más agotador; esa batalla continua entre la razón y la emoción. Y lo que más me jode, lo que más me tortura, es que llegará un momento en el que se mire atrás y se arrepienta uno del precioso tiempo perdido.
No vale la pena meterse en laberintos desconcertantes. Tú vales mucho, nena. Y tus ojos no se merecen ni una puta noche más con los ojos abiertos.

Coge el coche y vente para acá; luego te llamo para convencerte. Igual tampoco dormimos, pero será por otros motivos más divertidos, agradables y tiernos.

¡Va! Arriba esos corazones.

Belén dijo...

La vida ya es suficientemente dura como para complicarnosla mas...

¿yo? ni lo dudaría, todo lo que me hace sufrir, fuera...

Besicos

la jardinera dijo...

Gracias por vuestros ánimos, pero a veces siento que el universo se confabula contra mí y en un día todo se pone en contra: Mi hijo me comunica los suspensos de la primera evaluación, mi cuello no para de recordarme que algo sigue creciendo dentro de él, pierdo el control y le monto una gorda, me entra miedo y todo lo veo oscuro.
Y le castigo y luego pienso que he sido desmedida. Y mi mente va por un lado, y mi corazón por otro, y más tinta que gastaría, pero no ha lugar...

Tan sólo decir que si lo que me hace sufrir es lo que más quiero, lo dejaré dentro, intentando que ese sufrimiento vaya a menos, lidiando en ambas zonas de la plaza para que todo vaya a mejor, entendiéndonos y consensuando.

En definitiva, creciendo.

PD: Este blog queda otra vez habilitado. Ya sabéis que no controlo mucho los botones del ordenador y de internet. Una que es muy de pueblo,
La jardi

India Ning dijo...

Lozana pueblerina, si es que te quejas por vicio; a una le entra el bajoncillo, y hala, a colgar un post sobre el repentino momento. Que le montes una gorda a tu angelito por las notas, es normal, que la reacción sea desmedida, bueno, es humano, lo importante es que si crees que te has pasado, se lo hagas saber y lo tengas un día a achuchones y mordisquitos (total, no te va a dejar). Lo del cuello, ná, los cisnes no tienen problemas de ese tipo ;)

Con ese churri que te mima y adora ¿DE QUÉ COÑO TE QUEJAS?

Venga, tontina, que pases un buen puente, yo voy voy a hacer lo mismo.

Besotes. Guau.

VolVoreta dijo...

Me contaba una amiga, que se llevaba bastante mal con su hija (ya adulta),, que un día se pusieron a charlar con el fin de encontrar el "punto" que las había "alejado". La hija le reprochaba a la madre que siempre la había dejado hacer lo que quería y que había echado de menos un poco más de disciplina.

A mí me tocó educar a mi hija, predominando una actitud "paternal". También tuvimos muchos problemas pero la recompensa ha sido grande. Estamos muy unidas.

Los niños no vienen con instrucciones y los padres hacemos lo que consideramos más conveniente, lo que podemos o lo que sabemos. Así se lo expliqué a lo largo de los años.

Te dejo un beso y un vaso Jardi.

Hollie A. Deschanel dijo...

Qué complicado es perderse dentro de un laberinto.

Te invito a pasarte :)
http://holliedeschanel.blogspot.com/

SILVIA dijo...

Se lo agotador que es el cansancio.
Y lo terribleente facil que resulta perderse en un laberinto. Se que cuando lo que duele se lleva en el corazon, es imposible expulsarlo.
No sabes hasta que punto te entiendo jardi. Animo.
Mil besitos!!!

Montserrat dijo...

Muchísimas gracias por haber habilitado de nuevo tu blog. Me encantan tus textos, música y fotos.

Gracias, de verdad eh! Toneladas de ánimos.

Montserrat.

borraeso dijo...

El momento malo tiene su tiempo, después llega el bueno, el que parece pasa más rápido.

Ya sabes lo que toca, no? Descansar, lidiar, estudiar, aprender, crecer... Y muchos achuchones!!! Ahí va uno grande, grande...

Te presto mi bobina de hilos para el laberinto... Sabio Teseo!!!

sarah dijo...

¡me identifico completamente cone el poema! ¡será el invierno y la ausencia de sol que también me siento agotada!
saluditos

Cerdi dijo...

Yo también :(

Besos

Palabrasalbapor dijo...

Momentos malos los tenemos todos Jardi. Mi hija también me ha dado malas noticias con las notas, me duele to y encima llueve. Si quieres podemos llorar juntas. Anímate guapa, que a mi lo hace este jardín. No me gusta verte así. Mañana será otro día.

Muchisimos besos.

Groucho dijo...

ANIMO, MAMI TU PUEDES...
¿COMOSTAS?
besos animosos

Noesperesnada dijo...

Lo del vaso de agua es para preocuparse, lo otro seguro que pasa...

Llibert dijo...

Holaaa plantafloresssss
¿Aún pensando que la domesticación humana tiene los frutos que uno desea?. ¿Cuantas veces has caido en errores que has tenido que correjir, para ir aprendiendo que vivir es eso?, ¿y cuantas veces has notado que el castigo infringido por los demás o por uno mismo no llevan a nada?.
Nosotros, todos,y también nuestros hijos necesitamos vivir esos errores; no todo es color de rosa en la vida, y gracias a dichos errores aprendemos a superarnos y levantarnos de los tropiezos.
Un día me enseñaron que los errores nunca son para ser castigados, sino mas bién para ser correjidos. Ahí tiene él una oportunidad inmejorable para correjir el suyo, y tú otra para hacer lo mismo con el tuyo.
Seguro que acabareis enriquecidos individualmente y como familia.
Besoss

NoSurrender dijo...

hay días duros, sí. Espero que pronto pasen y te sientas mejor.

Pero no hay respuestas a nada, no hay libro de instrucciones para vivir. Estamos siempre solos y siempre inventando cada momento nuevo que llega. No te culpes, siempre es la primera vez.

Besos.

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Me ha gustado lo del litro de agua en un vaso... me las paso con lo mismo. Un día normal, de esos de cansada, siempre me traen sorpresas quizás mas desagradables, y añoro el estado ese de cansancio pero cn todo controlado, porque ya llegó todo lo que podía joderme la vida. Pero entonces, me relajo, y viene algo peor. Y entonces me canso de todo y de mi misma.
No hay manual, pero una cosa es cierta: Cuando algo te hace mal, mucho mal... es hora de parar. Y si no puedes parar, es hora de abandonarse y cerrar los ojos. Pero entre medias no nos podemos quedar, porque la cabeza no da tanto de sí, y porque tu no lo mereces, guapa, ni tu, ni nadie que valga la pena.
De tdo se sale. Hasta de lo bueno.
Cógete el coche y vete a ver a la del club de los clítoris, que fijo te pone las pilas. Y luego, si quieres hacer parada en Madriz, te meto donde quieras, y nos reimos un rato largo. Porque la vida es para eso, el descojone, lo que pasa es que lo olvidamos cuando la luz no llega.
Y ahí entramos nostras a ponerte la linterna, y decirte: HERMOSA, TU TIENES QUE ESTAR EN UN LUGAR BIEN ALTO DONDE SOLO TE DE EL SOL, y las putas penas se queden en otra parte.
Un beso fuerte, sabes donde estoy, y hablamos cuando quieras.
Cuídate, anda, y ningún laberinto. Sólo el que conscientemente aceptemos, y como tal, sepamos que en el laberinto, la regla número uno es armarse de paciencia para encontrar la salida, y mientras... evitar mareos de buscar salidas donde no las hay.
Me marcho que me repito.
Un beso fuerte,

Edanmir dijo...

Animo hermanita siamesa. Hay que aceptar que solo se puede actuar en un platillo de la balanza cada vez. O encontrar un vaso de un litro para ahogar el miedo.

Madame Vaudeville dijo...

Arriba, pequeña. Aquí estamos para darte mimitos y ayudarte a subir escalones y beberse a sorbos la tristeza.

Ñoco Le Bolo dijo...

• con la mirada en el jardín...

Parar para coger aliento. Después... continuar. Y se continúa. Seguro.

• besos y compost
____________________________
CR & LMA