sábado, 23 de octubre de 2010

se esfuman unos sueños; llegan otros...


Dedicado a una persona a la que quiero mucho,
un tocinito de cielo,
una peladilla para el paladar de mi corazón.
Te quiero mucho,
lo sabes, ¿verdad?


A mí me pasó algo parecido.
Una noche después de fregar los platos de la cena y con el telediario como música de fondo, abrí mi portátil y pulsé la teclas oportunas que me llevaron hasta él. Un hombre con las palabras oportunas comenzó a hundir sus huellas en mi piel desde la primera letra que nos intercambiamos. Después llegaron mil más. Y con ellas el amor comenzó a cocerse dentro de mis entrañas. Me sorprendí despertándome en la madrugada para ver si tenía algún mensaje en el correo. Leía y releía sus cartas, meciéndome en sus palabras de amor, en su generosidad, en su simpatía, en todas esas virtudes que me tenían embobada. Dedicamos casi tres meses a un intercambio epistolar en el que nos desnudamos sin reparos, en el que nos prodigamos palabras de ternura y complicidad. Y llegó un momento donde las ganas y el deseo lucharon contra la cadencia del reloj ganándole la batalla, y una mañana, antes de ir a trabajar y después de nuestra primera y única cita teléfonica que duró toda la noche, quedamos cerca de mi trabajo. A pesar de no haber dormido ni una hora, salí de casa con la mejor de mis sonrisas y ataviada con un conjunto primaveral que resaltaba la anatomía que mis padres me regalaron. Fueron momentos de nervios, pues en esos meses nunca habíamos hablado de nuestro aspecto físico. A mí me importaba un bledo saber cómo era y él tampoco preguntaba por el mío. Eso sí, me advirtió en muchas ocasiones que siempre se había sentido como el burro amarrado a la puerta del baile de Manolo García. Y yo me reía. Su humor me fascinaba.

Elegimos un lugar precioso con la sierra como escenario. Llegué. Di unas vueltas, impaciente. Y de pronto apareció él. Alto, con un cuerpo y un rostro que no podría clasificar como feos ni desagradables. Se acercó a mí con una gran sonrisa en su cara, pero con una mirada que no me gustó y que se mantuvo en mi retina durante días. Una mirada difícil de explicar. Contraria a la transparencia. Unos ojos que ni siquiera hacían esfuerzo por no colarse entre mis pechos, una mirada que me desnudó físicamente y me sentí despojada de toda seguridad. Si a estas pocas, pero intensas sensaciones, le sumamos su olor a casa sin ventilar mezclado con naftalina, y su falta de higiene bucal, os puedo asegurar que los minutos que duró nuestro encuentro se me hicieron horas. La escusa de no llegar tarde a casa me permitió liberarme de una situación violenta para mí, pues dentro de mí había nacido una lucha difícil de ganar en días.

Cuando llegué al cole, tenía un sms que me advertía de la llegada de un correo. En él, una frase me enlazaba con su página en la que el título de su post diario rezaba lo siguiente:

"Hoy he jugado a la ruleta del amor y me ha salido: siga jugando".


Y es que el feeling, la vibraciones, ¡qué sé yo cómo llamarlo!, tienen más fuerza que nada. Es algo que no se capta solo con los sentidos. Es algo que traspasa el nivel físico y que es superior a todo lo mental.


Y es que el amor no es aquello que queremos sentir, sino todo lo que sentimos sin querer.



PD: Ahora, sin embargo, cuando despierto al lado del hombre al que quiero, veo un rostro que me chifla, siento un cuerpo que me fascina y escucho las palabras que más paz me dan en esta vida. Es amor.

27 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


A alegrarse toca, por la alegría y felicidad de quiénes nos importan.


Otro posible comentario: Jardi, no tenías que haberme descubierto. No lo he puesto porque creo que no iba a colar. Lástima, hubiera sido bonito.

Besos y compost.

CR & LMA
________________________________

la jardinera dijo...

Seguro, Ñoco, que tú eres hermoso por dentro y por fuera.

Hoy hablábamos con una amiga sobre la belleza y es algo tan subjetivo, depende tanto del amor, pero debe ser del amor del bueno, del cierto, del que no va acompañado de nada más, del que no espera nada, del AMOR.

Y cuando amas ves todo perfecto... Joer, es chulo esto del amor, ¡nunca lo había disfrutado tanto como ahora...!

Si me leyera mi madre me diría:
Hija, ¡estás aberenjenada!

:)

Ricardo Miñana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ricardo Miñana dijo...

Espero que la ruleta del amor pronto cambien de opinion.
un placer pasar por tu casa.
feliz semana.

Blogboreta dijo...

Me has recordado a mis tiempos chateando en el IRC como loca, cuando los bares ya aburrían y había gana de emociones y ennoviarse.

Hubo de todo, recuerdo uno en especial que cuando lo ví... Dios!!! Era como Mr. Bean, lo juro!!! Y no sabía lo que eran las bolsitas de ketchup.. Se me hicieron las horas eternas, quien me habrá dado a mí tan buena educación xDDD

Lo que cuenta es el final, a mí el amor actual, el que cuenta, el que es para siempre y te rompe por la mitad me llegó por casualidad y casi 8 años después aquí seguimos. :)

Pliñ!!!!!!!

Rodrigo D. Granados dijo...

Muy buen post jardinera, de hecho creo que es el mejor que he leído suyo; el amor es así, inspira.

la jardinera dijo...

Gracias Rodrigo. Viniendo de usted, es todo un halago.
:)

Blogbo, ¿qué es el IRC? Una, que es un poco lerdica... ¡ups!

Ricardo Miñana, te voy a decir una cosa, pero espero que no te enfades. Es probable que ni regreses por aquí a leer la réplica a los comentarios, pero la respuesta te la voy a dejar tan sólo en este espacio, así que igual cae en saco roto.
Yo cuando entro en una blog y me gusta, la leo; si no me gusta, no la leo. Puede ser que me guste, pero el texto sea largo y no tenga tiempo o ganas de leerlo... Sean las variantes que sean, lo que nunca hago es comentar porque sí e inventarme un comentario haciendo el ver que he leído. Lo digo porque tu respuesta no tiene ningún sentido respecto a mi post.
Y estas cosicas no las entiendo. Me las expliquen por favor.
Aprovecho el tirón para decirte que puedes regresar cuando quieras. El jardín siempre está abierto de par en par. Un saludo,

Marina dijo...

Creo que yo también esto aberejenada...y eso es muy, muy agradable.
Besos amorosos.

Groucho dijo...

... Y CREO QUE TU MADRE TENDRIA RAZON.
¡¡¡JAMIA ESTAS ABERENJENA!!!
POR OTRO LADO CREO QUE:
¡¡¡JARDI TAS BERENJENA!!!
NAS NOCHES... BESOS.

Groucho dijo...

PLIÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑ

Blogboreta dijo...

El IRC era algo que se usaba en los tiempos de maricastaña, como unos 10 o 12 años atrás para chatear con la gente en canales diversos.


¡¡ Cosas de meigas!!! ;)

PIZARR dijo...

Aqui estoy Jardi, tienes razón que desaparecida, pero os leo, lo que ocurre es que no dejaba comentarios porque no podía abarcaros a todos cuantos quiero.

Espero volver a tener un poquito de tiempo, para cambiar mi entrada en primer lugar y en segundo lugar para dedicaroslo a quienes tanto me habeis dado en estos últimos años.

Tu entrada estupenda... la primera parte me recuerda a mi y a una persona especial... pero creo que temo pasar a la segunda parte precisamente por miedo a que me ocurra eso que tan bien describes.

Y es que el amor es imprevisible y solo ante la presencia física se manifiesta realmente, por mucho que nuestra imaginación haya soñado en la distancia, por muchas bellas palabras que se hayan compartido, el feeling, la sintonia de dos cuerpos, solo mirándose a los ojos se confirmará o desaparecerá para siempre.

Voy a buscar si esta tu correo por algún lado y te escribo.

Un fuerte abrazo Jardi, y gracias por tenerme siempre tan presente.

Ricardo Miñana dijo...

En absoluto me enfado, como tampoco es un comentario inventado, ni tan siquiera he comentado para molestar, si ha sido asi, disculpa.
saludos.

VolVoreta dijo...

Qué romántico, Jardi, es como ganar un premio en el "rasca"!

"Y es que el amor no es aquello que queremos sentir, sino todo lo que sentimos sin querer." ¡Merveilleux!

Te dejo un beso.

Juanjo dijo...

Yo siento simpatía por el jugador de la ruleta. Lo veo tan solo, tan desesperado, jugando un juego que no domina, en el que está terriblemente inseguro.
A pesar de que pienso que hiciste muy bien en no apostar en quien no creías, no me pidas que desprecie a un perdedor.

Besos.

India Ning dijo...

Qué frase tan acertada: "Y es que el amor no es aquello que queremos sentir, sino todo lo que sentimos sin querer". Justo así es, y no se puede forzar lo que tiene que llegar por una fuerza extraña que se basa en la piel, en la mirada, en inexplicables dardos, en sensaciones...
Lo importante en estos casos es eso, seguir soñando, saber que hay muchísimas más oportunidades y que el día menos esperado ¡plof! salta la chispa en el lugar más improbable.

Ese tocinillo de cielo a quien se lo dedicas, debe estar feliz por tus palabras, y estoy segura de que además formas parte importante de su cozarón.

;)

Miss.Burton dijo...

Jo, como me ha gustado este post, porque es laaaaaaaaaaaaaaaargo, y éstá lleno de cosas que me gustan. Eso sí, menudo japuto, no se como alguien que huele a naftalina, y es un salido de cojones, puede disimularlo tan bien tanto tiempo por email y teléfono, chica, qué putada, pero vamos, que he oido de todo acerca de citas de estas...
Sabes lo que mas me gusta?¿ El final¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Cuando te despiertas con alquien a tu lado que te chifla, y además, es ABSOLUTAMENTE RECÍPROCO¡ Me alegro mucho, hermosa, ud siga pasándolo bien.
BSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

la jardinera dijo...

A ver, Ricardo, no me enfado, tan solo digo lo que siento. Lo digo con todo el respeto y toda la sinceridad que puedo. Eso sí, mi comentario va exento de tono y eso a veces nos puede alejar en la finalidad que perseguimos. Te cuento.
Fui a tu blog y vi que era blog de montones de comentaristas y, no sé, el comentario que dejaste (y el que se borró) no comulgaban con el final de mi post. Es sólo eso. Al ver que no habías entendido el post y dada su sencillez, creí que era de esos comentarios que se dejan un poco por dejar y por captar futuros comentaristas. Y, la verdad, es que yo soy mucho más temperamental que todo eso, y reconozco que no me gusta ese rollo. Era solo eso.
Regresa, como te dije ayer, este jardín está siempre abierto. Y, sobretodo, siéntete libre para comentar, requetecomentar y vuelta a coentar.
Un beso de nice to meet you,

Pizarr, tu visita siempre es una gran sonrisa para mí. Voy rauda y veloz a mi mail... ¡¡¡PIZARR ME HA ESCRITO, YUPIIIIIIIIIII!!!

Marina y Groucho, estar aberenjenada es un gran placer, ¿lo habéis sentido, verdad?

Oido cocina, Blogboreta. Mersibocu,

Juanjo, me parece precioso que sientas simpatía por él. Si hablases unas horas con él, te partirías de la risa, pero claro, eso no es todo. Besines,

India, me emocionas. Te quiero mucho,

Miss Burton, si abres la blog, te pienso decir muchas veces todo lo que te quiero. Hasta entonces, ¡ni mu!

orshuom dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Blogboreta dijo...

¡¡ Qué lo abra, qué lo abra, qué lo abra!!! :p

edanmir dijo...

Lo bueno de lo virtual es que pocas cosas de las que pasan son irreparables. Y aunque no te conozco nada se que te mereces todo el L.O.V.E.que quieras querer.

la jardinera dijo...

Eso está bien, Blogbo. Si le animamos entre todos, igual nos cae una breva y lo abre... ¡menudo regalazo a la blogosfera!, porque esta tía era... ¿cómo diría yo...?
Pasión pinchada en vena, un blog a corazón abierto.

¡Hala, maja, Missburton, tía buena, cacho hembra, que ya no puedo deshacerme más en halagos! O abres, o abres, ¡¡¡ya!!!

Edanmir, ¿eres mi Edanmir, nuestro Edanmir, el Edanmir detodalavida...? Manifiéstate porfi... Él, el genuino, siempre me dejaba regalitos en azul, esa ha sido una pista que se acerca al original, pero pincho en tu nombre y me lleva a un lugar diferente donde unas bragas han terminado por desdibujarme la sonrisa, ¡glups!

Besitos y besazos,

Miss.Burton dijo...

Jo, Jardi, es que me pongo a escribir, y sí, mucha pasión y mucha víscera repartida, pero siempre lo mismo, dolores varios de corazón, y la verdad, es que no se lo merece nadieeeeeeeeeee¡¡¡
Pero te prometo qeu en cuanto me reestablezca del estado catatónico que me dejó este finde el body, creo que vuelvoooooooooooooo, y espero para no irme mas. Bueno, eso fijo que ni de coña, que somos mas cambiantes que el precio del pescáo.
YO TAMBIÉN TE QUIERO, TAL Y COMO ERES, COMO TU NOVIO. TAL Y COMO ERES.
BSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

Lokita dijo...

Que bonito el texto, Jardi,
y que brete de situación.
Que importante es la piel,
y los olores, y los tactos....
Besitos, bruja

Elvis dijo...

Si es que por mucho que uno se desnude metafóricamente hablando a través del chat hay cosas que nunca se podrán apreciar... ni oler...

Saludos cordiales.

Franc dijo...

No hay nada mejor que superar las barreras mentales.
Bss

glauka dijo...

REMUACKSSS!! (por si las flyes ;))

Creo que a veces amamos cómo nos sentimos cuando amamos y por ello nos empecinamos en amar o creer que amamos. Cuestión de amor propio casi, podría decirse ¿verdad?